1. Home
  2. »
  3. Estrategia Digital
  4. »
  5. Benchmark (qué, cómo, por qué)

Benchmark (qué, cómo, por qué)

¿Alguna vez has tenido una idea de negocio que te ha hecho decir “Estaría genial implementarla”? Pero no sabes si alguien más ya lo realizó. O si es que tienes un negocio actualmente, y te vas percatando de que no eres el único que tiene un negocio innovador, con un producto totalmente nuevo y nunca visto, y te preguntas “¿Qué puedo hacer para diferenciarme de los demás?”. No te preocupes, por suerte existe un proceso que las empresas suelen hacer para resolver este tipo de problemas y el Benchmarking.

Hoy en el blog de Nimbus te contaremos sobre el Benchmarking y el proceso que se lleva a cabo para poder hacerlo efectivamente, ya que actualmente es difícil innovar y no ser comparado con otra marca o negocio que tuvo una idea similar, es por eso que es importante verificar que es lo que hace tu competencia y prepararte para saber si lo que haces te diferencia o de lo contrario te quedas atrás ante los demás.

¿Qué es el Benchmarking?

El benchmarking es un proceso de comparación que busca encontrar las mejores prácticas dentro y fuera de la empresa para aumentar la eficiencia y competitividad de la misma empresa o productos y servicios, y para lo mismo deben de ser comparadas por un punto estándar o punto de referencia (Benchmark).

Esta técnica es muy utilizada en el mundo del emprendimiento y los negocios, todas las empresas que apuntan a ser reconocidas saben que hay que conocer bien a la competencia y no para copiar o pensar en cómo robar o afectar directamente a los demás, sino para saber que debes hacer tú para no quedar eclipsado o que te afecte a ti.

Imaginemos que tenemos un negocio de comida y el tiempo de preparación de alimentos es de 30 min, lo cual no es necesariamente malo, pero si lo comparas con el tiempo de tu competencia descubres que ellos lo hacen en 15 o 20 min, entonces puedes implementar un método que te ayude a eficientar ese proceso.

¿Para qué sirve?

Ya comentamos que es una comparativa y ayuda a mejorar ciertos aspectos con distintos métodos, pero ¿Por qué deberías hacerlo? Bueno, pues el objetivo principal es tener una regla objetiva; es decir, debes tener una razón específica para que se incluya en tu marca o hacer una evaluación comparativa que te ayude a detectar ejemplos de buenas prácticas.

Y podría parecer un “copia a la competencia” o “espiar a la competencia”, pero no es así realmente, ya que una parte del proceso es la mejora continua que va de la mano con procesos de retroalimentación, que el objetivo como mencionamos es el de identificar y mejorar objetivos. Además de poder detectar las buenas prácticas de tu empresa, también te ayuda a detectar las fortalezas y debilidades de tu proceso, así sabes en qué estás destacando de los demás competidores para hacer tu fortaleza un diferenciador.

Tipos de Benchmarking

Bench Interno

Si bien uno de los principales propósitos del Marketing suele ser externo hacia el entorno de la industria, también existe la manera de hacerlo de manera interna. Como su nombre lo indica se realiza dentro de la empresa que por lo general es de tamaño grande, tal vez te preguntes como puede ser posible, pongamos un ejemplo.

Imaginemos que dentro de tu empresa tienes distintas áreas, ventas, marketing y RH, pero la que más resalta es el área de marketing, entonces haces un benchmark para determinar qué es lo que hace a esa área más productiva que las demás, para poder realizar un cambio y aumentar la productividad del mismo departamento.

Bench Competitivo

Este es el tipo de bench con mayor atención o el más común, debido a que es como originalmente se usa, y como su nombre lo indica, consiste en hacer una comparativa entre productos, servicios o procesos de tu empresa con los de tus competidores directos. Veamos un ejemplo.

Digamos que tienes una empresa que se dedica al sector ambiental y recibiste una multa por violaciones, y puedes mejorar ese aspecto realizando este tipo de benchmark comparando el proceso de otras empresas ambientales. O si ofreces un servicio, utilizas este tipo de benchmark para medir y mejorar la satisfacción de tus clientes. Puedes elegir en este caso las reseñas que recibe tu competencia para poder analizar bien qué área hacen bien para tu implementarla en tu negocio.

Bench Funcional

El benchmarking funcional se trata de comparar prácticas iguales o similares para funciones iguales o similares en su industria. Para entender mejor qué es un benchmark funcional, te invitamos a recordar el siguiente ejemplo:

·  Una empresa de la industria minera del cobre compara su tecnología de extracción con una empresa de la industria minera del carbón.

·  Una aerolínea comparó su excelente servicio al cliente con el que ofrecen los hoteles y spas de lujo.

·  Una empresa de telecomunicaciones comparó su tasa de errores humanos con los niveles de mantenimiento de aeronaves.

El benchmarking funcional es muy útil, especialmente cuando es difícil obtener información relacionada con tus competidores directos.

Bench Genérico

El benchmark genérico se centra en analizar procesos comerciales no relacionados que se pueden realizar de la misma manera o de manera similar, independientemente del tipo de industria. Algunos de estos procesos pueden ser el uso de códigos de barras, transferencias de dinero o gestión de inventario. Un ejemplo de referencia genérica podría ser, por ejemplo, el uso de códigos de barras de los supermercados para el control de equipaje y los procesos de distribución en los aeropuertos.

Todos estos tipos de bench nos ayudan a comprender que existen varias maneras y de opciones con respecto a “cómo hacer un benchmarking”. Sin embargo, existen ciertas partes fundamentales que se deben tener en cuento a la hora de realizar un benchmark apropiado, aquí te contamos un par de estas:

1. Analiza e investiga tu propio negocio.

Prepara un análisis FODA que le permita identificar las fortalezas y debilidades de su negocio. Lo primero que tienes que hacer es conocerte a ti mismo.

2. Decide qué tipo de benchmarking quieres hacer

Selecciona un punto de referencia (benchmark) para usar en la evaluación comparativa.

3. Investiga a la competencia y/o a los líderes del mercado (recopila datos).

Analizar a fondo los procesos de los competidores o empresas líderes para comparar y recopilar los datos necesarios.

4. Define tu plan de acción

Elabora un informe que te permita ver claramente cuáles son las estrategias que vas a seguir y cuáles son los objetivos que quieres alcanzar a través de estas estrategias.

5. Implementación y Evaluación

Implementa prácticas y procesos en su empresa, adaptándonos a tu negocio de la mejor manera posible.

Un ejemplo de como realizar un benchmark y aplicarlo a tu negocio es el ejemplo de Starbucks. Para evitar el “peligro” que podrían representar los competidores como Dunkin’ Donuts y McDonald’ s).

Starbucks detectó en su momento que tardaban mucho en el proceso de elaboración de bebidas, esto debido a que la organización no era del todo adecuada y los baristas tardaban bastante en encontrar los ingredientes o agachándose y moviéndose por muchos lados para preparar 1 sola bebida. Entonces elaboraron un Benchmark, pero con una empresa de giro diferente al suyo, la cual fue Toyota. A partir de esto, la cadena realizó un plan de mejoramiento y rediseño sus espacios de trabajo para la disposición de utensilios y las máquinas para la preparación de los productos. Puede sonar a algo común, pero con este cambio lograron ahorrar 20% de tiempo en preparación y hoy en día conocemos a Starbucks no solo por sus instalaciones y bebidas, sino por la rapidez de elaboración de sus productos. Y solo elaboraron un benchmark funcional ¿Asombroso no crees?

Así que ya lo sabes, el benchmark es una herramienta común dentro del entorno de la competencia y el marketing, pero también es una herramienta muy útil para poder evaluar procesos y mejorar tu eficiencia dentro de tu empresa, así mismo como detectar oportunidades de crecimiento,

No olvides que puede ser un proceso largo y difícil si no sabes por dónde comenzar, pero recuerda que para eso existen expertos que se especializan en analizar constantemente a las marcas para saber que es lo que hacen bien en su estrategia e implementarlo en otros lados, como aquí en Nimbus Crea que contamos con expertos y creativos colaboradores que están dispuestos a ayudarte con este proceso para tu marca.

¡Te esperamos!